2016-63-Los-4-errores-mas-comunes-en-la-creacion-de-un-buyer-persona-header.png

Los 4 errores más comunes en la creación de un buyer persona

En el marketing de contenido, la clave se encuentra en la audiencia. Conocer y entender perfectamente a tu audiencia es la única forma que hay para poder crear los contenidos que necesita y que de verdad pueden ayudarle durante todo el proceso de toma de decisión.

Comprender a tu audiencia quiere decir que eres capaz de conocer las características más destacadas tanto de sus gustos, como de sus necesidades y de su comportamiento, lo que implica llevar a cabo una investigación en profundidad demográfica y psicográfica de su perfil.

Y para documentarlo, la técnica más habitual para hacer este tipo de descripciones es la creación de un buyer persona.

 

El buyer persona y niveles de conocimiento

Un buyer persona es un arquetipo que representa a las personas reales que se interesan o podrían interesarse por tus productos o servicios, a tu audiencia.

A la hora de de construir un arquetipo de la audiencia se puede hacer con distintos niveles de profundidad: cuanto mayor es la profundidad, mayor será el conocimiento que tienes de tu público objetivo y tu estrategia de contenido será más eficaz.

  • Un primer nivel de descripción, que suele ser el más básico, son los datos demográficos: edad, género, estado civil, estudios, etc. Estos datos no son relevantes todavía, pero son útiles para construir grupos.
  • Un segundo nivel son datos más profundos y relacionados al comportamiento de tu público objetivo. Por ejemplo, qué temas le interesan en su faceta personal, qué retos profesionales tiene en su trabajo, qué estilo de vida tiene, etc. Este segundo nivel es fundamental, porque te ayuda a entender las verdaderas necesidades de tu audiencia.
  • Y un tercer nivel es el que necesita datos más complejos de conseguir. Con él consigues conocer a las personas que influyen en el proceso de compra de tu posible comprador: pareja, amistades, profesores, jefes, organizaciones, empresas…

Obviamente, cuanto más completos sean los niveles de tu buyer persona mejor enfocada estará tu estrategia de marketing de contenido y más probabilidades de cosechar éxito tendrá. Sin embargo, deberás cuidarte de que el perfil que has creado para tus audiencias realmente contenga información relevante y útil para tu estrategia, ya que, si no, estarás cayendo en uno de los errores más comunes a la hora de definir tu buyer persona.

 

¿Cuáles son los errores que más se cometen al crear un buyer persona?

A la hora de definir a nuestra audiencia, cuando uno se enfrenta a la hoja en blanco, tiene la sensación de que la creación de un buyer persona es una tarea imposible. No más lejos de la realidad, si hacemos las preguntas adecuadas y las dirigimos a las personas correctas, esta tarea se vuelve mucho más sencilla de lo que parecía en un principio.

¿Cómo saber por dónde empezar y qué pasos seguir? Al menos, hay que evitar cometer los siguientes 4 errores:

  • Error #1: inventar cosas

Es común que se empiece a definir un buyer persona a partir de algunas suposiciones, pero esto no significa que contemos con datos ciertos. Todas las suposiciones hay que comprobarlas para ver si son verdaderas; si no, el buyer persona podría ser la representación de un personaje que no existe.

  • Error#2: centrarse en lo irrelevante

A medida que se avanza en la creación del buyer persona es normal que se quiera tener la máxima información de la audiencia. Pero, en ocasiones, esta búsqueda hace que nos perdamos en los detalles y no tengamos en cuenta los datos verdaderamente importantes. Si una información no es relevante para conectar con el comprador, no tiene sentido perder el tiempo. La clave está en priorizar para luego desgranar hasta donde haga falta.

  • Error#3: establecer demasiados arquetipos

Un buyer persona tiene que representar a un conjunto de potenciales compradores suficientemente importante para que merezca el trabajo que conlleva definirlo. En ocasiones, se comete el desliz de hacer demasiados buyer personas que en realidad se corresponden con una parte mínima o poco rentable del negocio. Hay que ser realistas y entender cuáles son los perfiles más rentables para dedicar a ellos el mayor esfuerzo.

  • Error #4: no preguntar

La mejor forma de entender cómo funcionan las cosas en la cabeza de tu audiencia es preguntarles directamente, hablar con ellos. Sin duda, la mejor forma de hacerlo es directamente y en persona, ya que te reportará mucha más información sobre sus actitudes. Pero, si no tienes esta posibilidad, siempre puedes usar sistemas de apoyo como encuestas online o por vía telefónica. La clave es conseguir contactar con los individuos que quieres que se conviertan en potenciales clientes de tu marca.

Recuerda también que los compañeros de tu empresa que están más en contacto con los clientes también pueden ayudarte. El personal de ventas, de soporte o de atención al cliente, por ejemplo, pueden darte una visión de tu audiencia que no tenías hasta ahora.

El estudio en profundidad de la audiencia y la descripción del buyer persona es una de las tareas más importantes a la hora de planificar y definir una estrategia de marketing de contenido. Si evitas estos errores, conseguirás crear un contenido que se ajuste a las necesidades de tu público, conectar mejor con él y construir un vínculo a largo plazo.

 
¿Quieres saber más sobre marketing de contenido y audiencia digital? Descarga nuestro [Pocket Book #2] Estrategia de contenido: Audiencia en este enlace.
[Pocket Book #2] Estrategia de contenido: Audiencia  
Abigail LittleLos 4 errores más comunes en la creación de un buyer persona

Únete a la conversación

Contenido relacionado