2015-53-Los-7-pecados-del-marketing-de-contenido-que-deberian-hacerte-reflexionar-header1.png

Los 7 pecados del marketing de contenido que deberían hacerte reflexionar

Resulta que el marketing de contenido es lo que se lleva, es la tendencia de moda. Es fácil, requiere poco esfuerzo, es barato. Parecen todo ventajas. Y, además, como cualquiera puede escribir…

 

1. El contenido es una moda

El marketing de contenido se ha convertido en la estrategia de marketing de la que más se está hablando, con diferencia, durante los últimos años.Esto ha producido dos fenómenos curiosos. Uno es creer que el marketing de contenido es simplemente una moda pasajera. Esta visión temporal hace que muchas empresas estén perdiendo la oportunidad de conectar mejor con su audiencia. Por otro lado, también se incurre en el error de creer que el marketing de contenido es una táctica de corto plazo para tener resultados inmediatos.

Ninguna de estas dos visiones refleja la necesidad de las audiencias. No recogen que los usuarios son los que demandan el contenido para informarse, para evaluar y, finalmente, tomar decisiones de cualquier tipo (comprar, recomendar, contratar, etc.). Una estrategia de marketing de contenido será exitosa sólo si parte de la necesidad de los usuarios y se la define a largo plazo.

 

2. Cualquiera puede escribir contenido 

En primer lugar debemos recordar que un contenido no solo es de lectura, como por ejemplo un artículo. Los gráficos, infografías, fotografías, whitepapers, ebooks, informes, estudios, vídeos, podcasts, análisis, entrevistas y un largo etcétera, son solo algunos de las decenas de tipos de contenidos digitales que pueden utilizarse actualmente.

Por lo tanto, hacer contenido es mucho más que escribir. Para hacer contenido se requieres dibujar, diseñar, maquetar, grabar, editar, corregir, traducir, etc. 

En cuanto a escribir, de la misma forma que la capacidad de hablar no nos transforma en oradores o la capacidad de caminar tampoco nos convierte en corredores olímpicos, crear contenido requiere habilidades específicas. El contenido, en tanto que las expectativas de los usuarios son cada vez mayores, también requiere especialización.

 

3. El objetivo del marketing de contenido es hacer contenido

Al igual que cualquier estrategia de marketing, en el centro de la estrategia de marketing de contenido está la audiencia. El objetivo no es hacer contenido, sino crear y distribuir contenido de valor para relacionarse con una audiencia determinada.

¿Alguien recuerda aquella época en la que se enviaban felicitaciones navideñas? El espíritu es el mismo. El objetivo no era enviar postales, era mantener el lazo de unión con el destinatario.

 

4. Cuanto más contenido mejor

La eterna discusión sobre cantidad, calidad o ambas, cuando los recursos lo permiten. Un gran volumen de contenido puede ayudar a dar cierta visibilidad. Pero la visibilidad es un primer paso en el camino del marketing de contenido. El segundo es la notoriedad, y esto se consigue con contenido de calidad más que con mucha cantidad. 

La clave es responder a las expectativas del público objetivo al que nos dirigimos y esto sólo se alcanza con contenido útil y bien elaborado.

 

5. Un blog es marketing de contenido

Un blog es un canal, entre muchos posibles, para publicar contenido que principalmente es de lectura. El marketing de contenido es una estrategia mucho más amplia y mucho más rica. En su definición debe contemplar un estilo de comunicación, las audiencias, los canales, los procesos de toma de contacto, y, por supuesto, fijar objetivos.

Un blog es una de las tantas herramientas de la estrategia. Así como pintar una pared de una casa no significa hacer arquitectura, tener un blog no es hacer marketing de contenido.

 

6. El contenido no funciona en todos los negocios

Casi todo lo que se escribe y publica sobre marketing de contenido se refiere a negocios B2B. Quizás esto es lo que ha llevado a creer que el contenido solo es de utilidad en negocios entre empresas.

En primer lugar, recordemos que el marketing de contenido no es solo contenido digital, también se refiere al contenido impreso (publicaciones, estudios, guías, manuales, etc.) y al contenido presencial (eventos, seminarios, etc.).

El contenido como elemento de marketing es útil en todos los negocios, solo que en función de cada negocio el foco puede variar. En un eCommerce, por ejemplo, el marketing de contenido es prioritario en las descripciones de producto para ayudar al usuario en la decisión de compra. En una industria de materias primas, los contenidos que demuestran la calidad del producto pueden ser los más relevantes, como análisis, estudios, pruebas de rendimiento, etc.

 

7. Marketing de contenido es hablar de la empresa, sus productos y servicios

Es un hecho que los usuarios demandan cada vez más contenido, tanto para informarse como para tomar una decisión de compra. Pero la demanda es de contenido valioso y relevante, no de contenido comercial.

Más del 80% de los usuarios considera un esfuerzo valorable el contenido que hace una marca para relacionarse con ellos (CMI 2014 Content Marketing Institute Annual Survey). Los usuarios también afirman que antes de contactar a un representante de ventas de una empresa, prefieren informarse  a través de contenidos digitales. Y esto se debe a una razón fundamental: consideran que la información que recibirán desde un departamento comercial estará sesgada o distorsionada.

Los usuarios no consideran como contenido de valor la información orientada a la venta, el discurso comercial o los mensajes publicitarios.

El marketing de contenido no es hablar de lo maravillosa que es una empresa o de lo increíble que es un producto desde nuestra propia óptica. Marketing de contenido es hablar de los beneficios que reportaría nuestro producto a la audiencia y cómo podría cubrir sus necesidades.

 
¿Quieres conocer las claves del marketing de contenido? Descarga nuestro [Ebook #1] Marketing de Contenido | Introducción.
[Ebook #1] Marketing de Contenido | Introducción  
Marcelo ArnoneLos 7 pecados del marketing de contenido que deberían hacerte reflexionar

Contenido relacionado