2017-26-El-blog-tambien-es-marketing-de-contenido-header.png

El blog también es marketing de contenido

El marketing de contenido es mucho más de lo que la mayoría de las marcas creen. Al igual que sucede con el email, el blog es uno de los canales propios que mejor se adapta a las necesidades de la marca en cuanto a contenido, es su escaparate frente a la audiencia. Y por esta razón es vital cuidar hasta el más mínimo detalle, desde los temas que trata el contenido hasta los call to action que se utilizan en las landing pages.

Para que el blog transmita correctamente la identidad de la marca a través del contenido, debe contar con un requisito básico: la coherencia. Y es que para que el mensaje sea efectivo debe existir una consistencia entre todos los elementos del blog.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de hacer un blog para lograr esta coherencia? En primer lugar, definir el tipo de blog que quiere utilizar la marca y el enfoque que va a tener. Y en segundo lugar, analizar que todos los elementos que están dentro del blog (no sólo los artículos) concuerden con el resto en cuanto a la identidad de la marca.

 

Tipos y enfoques de blog

El tipo de blog es consecuencia directa de la estrategia, la materialización para conseguir el objetivo principal. Y de esta forma se pueden distinguir los tres tipos de blog más comunes:

1. Blog de producto. Este tipo de blog tiene como propósito principal hablar sobre los productos de la marca y lo que les rodea. El objetivo es dar a conocer el producto y ubicar un repositorio con toda la información alusiva a sus características. Los contenidos pueden ir desde meros artículos hasta manuales de uso, instrucciones de montaje o descripciones de componentes.

En cuanto al enfoque, puede ser comercial, de forma que se oriente a las promociones y ofertas existentes, o didáctico, explicando en cada caso la información relativa al producto.

2. Blog corporativo. La marca como centro de la información. Este es el tipo de blog que utilizan las empresas para poner al día a su audiencia de sus novedades como entidad, así como de las acciones que llevan a cabo. En este caso, el objetivo es dar visibilidad a la actividad de la marca en el mercado y situarla como referente.

El enfoque del blog es el que se denomina como expositivo. Se exponen los hechos y actividades relativos a la marca, con el análisis previo necesario. Guarda parecido con la sección de prensa y noticias que puede encontrarse en la web formal de una marca, pero el valor añadido del contenido en profundidad es único. Puede tomar forma de casos de éxito, informes, presentaciones, estudios de mercado…

3. Blog inspiracional. Ese al que acude la audiencia cuando quiere contenido de actividades relacionadas con un producto o sector pero no busca sus características técnicas. El objetivo es crear un entorno en el que desarrollar una conversación sobre los distintos aspectos que pueden rodear a un producto, desde las recetas que puede hacer con determinado ingrediente (aunque no sea el propio de la marca), hasta cómo planificar un viaje al margen del destino y la compañía aérea.

Este tipo de blog es el que impera en casi todas las marcas. Por lo general, combina tintes del enfoque didáctico con el expositivo, según el tipo de contenido y tema a tratar. Se orienta a resolver dudas específicas de la audiencia y mostrar otras partes de la realidad que rodea al producto, como puede ser el caso de las recetas.

 

Aspectos más allá de los post

En el blog de una marca hay mucho más contenido que los post y los descargables. Todo ese contenido que parece que no pertenece a ninguna categoría también forma parte de la propuesta de valor de la marca para su audiencia.

Hablamos en este caso de todo ese contenido formal, de soporte, en cuya importancia pocas marcan recaen en un primer momento. Mapa del sitio, preguntas frecuentes, información sobre devoluciones, descripción del equipo de la compañía… Todo este contenido debe transmitir la misma identidad de marca para mantener esa consistencia que mencionábamos al principio.

La forma más sencilla de adaptar este tipo de contenido al tipo de blog y a su enfoque es jugar con los formatos e innovar. Una guía de tallas ilustrada mediante una infografía es un recurso cada vez más utilizado, por ejemplo. ¿Una presentación de los miembros del equipo a través de un podcast? Alejada de convencionalismos y de voces de librería de audio, puede ser una buena carta de presentación para una empresa joven y fresca.

 

¿Quieres conocer las claves del marketing de contenido? Descarga nuestro [Ebook #1] Marketing de Contenido | Introducción.
[Ebook #1] Marketing de Contenido | Introducción  

Nadia PérezEl blog también es marketing de contenido

Contenido relacionado