2016-36-Como-crear-contenido-que-conecte-con-la-audiencia-header.png

¿Cómo crear contenido que conecte con la audiencia?

La propia definición del marketing del contenido atribuye al contenido las cualidades de relevante y oportuno como indispensables para su eficacia. Y esto no es más, ni menos, que adecuarse a los intereses y necesidades de la audiencia.

El foco de una estrategia de contenido ha de ser y es la audiencia. Ésta es la primera realidad de la que tiene que ser consciente una empresa antes de iniciar cualquier proceso de creación y distribución de contenido.

Puede que esta afirmación parezca, en principio, evidente, pero en la práctica muchas veces el proceso de adopción del marketing de contenido se lleva a cabo sin haber reflexionado previamente sobre el público con el que se quiere conectar.

La audiencia que se interesa por un contenido necesita sentirse reflejada en él y, para ello, la empresa debe tener una estrategia bien trabajada para conseguir que la audiencia valore y disfrute el contenido.

 

La definición de la audiencia

Antes de definir y ejecutar una estrategia de contenido, es fundamental entender a quién se va a dirigir el contenido y para qué. Sin este análisis previo, el destinatario del contenido sería siempre una audiencia desconocida, difusa, a la que sería prácticamente imposible llegar a través de una propuesta de valor de carácter impersonal.

El proceso de definición de la audiencia se basa en la investigación del público, de sus hábitos, costumbres, intereses y necesidades, con el fin de segmentarlo en grupos de interés a los que poder dirigir el contenido con todo la precisión necesaria.

Cuando se procede analizar la audiencia, hay que tener en cuenta determinadas variables clave: el perfil demográfico, el perfil psicográfico y su localización (física y online). Esta información va a influir en el resto de procesos del marketing de contenido, desde la selección de la temática del contenido hasta en su presentación y distribución por los distintos canales.

Es importante atender a que una misma audiencia suele estar fragmentada, lo cual significa que en términos generales puede mostrar cierta uniformidad, pero que en realidad está formada por diferentes grupos más pequeños. Este aspecto necesita de la realización de un análisis con mayor profundidad para alcanzar un conocimiento más preciso que permita priorizar unos segmentos frente a otros.

Una vez realizado el análisis de la audiencia, hay que establecer un prototipo que sirva de referencia para el equipo de creación de contenidos. Esta definición suele tomar la forma del buyer persona. El buyer persona se puede definir como el arquetipo que reúne todas las características que aluden a la audiencia objetivo de una empresa. Esta representación del público es vital para que el contenido que se cree a posteriori se ajuste en el mayor grado posible a sus intereses y necesidades.

La audiencia es tanto el punto de partida como el objetivo de toda estrategia de contenido, es su piedra angular. La razón de ser del marketing de contenido es la orientación a las personas para poder acompañarlas durante el viaje que realiza al involucrarse con una empresa.

 

 

¿Quieres saber más sobre marketing de contenido y audiencia digital? Descarga nuestro [Pocket Book #2] Estrategia de contenido: Audiencia en este enlace.
[Pocket Book #2] Estrategia de contenido: Audiencia  

 

Nadia Pérez¿Cómo crear contenido que conecte con la audiencia?

Contenido relacionado