2016-10-Como-mejorar-el-acceso-al-contenido-de-tu-blog-header.png

Cómo mejorar el acceso al contenido de tu blog

Cuando damos los primeros pasos en el  marketing de contenido sentamos unas bases, definimos una estrategia, pensamos en los contenidos que vamos a crear y comenzamos a publicarlos. Habitualmente, el primer canal que utilizamos es nuestro blog corporativo.

Después de haber cogido ritmo, a veces sentimos que nos estancamos y no vemos que el contenido que ya hemos producido tenga movimiento. Muchas veces esta sensación se produce por el exceso de contenido distribuido de forma desigual o por una gestión a la que le puede faltar coordinación.

La cuestión es que, sea por la razón que sea, no podemos permitir que nuestro contenido no resulte visible para la audiencia. Y esto está relacionado directamente con la navegabilidad del contenido.

La navegabilidad del contenido, al igual que la de un sitio web, hace referencia a la facilidad de acceso por parte del usuario. Un diseño cómodo a la vista, secciones bien definidas, una organización de contenido clara y en concordancia con la temática…

Cualquier pequeño detalle es fundamental para conseguir un buen acceso al contenido y maximizar su visibilidad.

 

Contenido con o sin barreras

La primera cuestión sobre la que vamos a tener que reflexionar es la de la barrera de acceso al contenido. Teniendo en cuenta este aspecto, hablamos de gated o ungated content, contenido con o sin requerimientos.

El gated content es aquél por el que solicitamos un registro, una suscripción o simplemente una cuenta de email para acceder a él o descargarlo. Por el contrario, el ungated content, es el tipo de contenido de libre acceso. Normalmente, el uso de estos tipos de contenido se diferencia en contenidos descargables y post.

A la hora de comenzar con la creación y operación de nuestro contenido es fundamental mantener un equilibrio entre estas dos clases de contenido. Una oferta enfocada solamente a contenido descargable puede generar reticencia en algunos usuarios, sobre todo en aquellos que no necesitan aun un contenido de gran profundidad. Por otro lado, un blog lleno de contenido de libre acceso puede generar falta de interés en la audiencia más avanzada, esa que necesita de un contenido más profundo y desarrollado del que suele comprender un artículo de un blog.

 

Trucos para mejorar la navegabilidad del contenido

Facilitar el acceso al contenido implica que sea fácil de consumir por el usuario y también fácil de encontrar. Además, a nosotros, desde el departamento encargado de su creación, lo que nos interesa es que ese contenido llegue a la audiencia y le llame la atención. ¿Cómo hacer, pues, para que la audiencia pueda navegar cómodamente por nuestros contenidos?

  • Categorización. Puede parecer una obviedad, pero es sorprendente la cantidad de blogs que no cuentan con categorías en las que agrupar sus post. Éste es un recurso sencillo y que no implica apenas esfuerzo. El truco está en sistematizar la tarea: una vez redactado el post y programado para su publicación, procedemos a marcar dos o tres categorías en las que se puede incluir. Estas categorías normalmente suelen centrarse en la temática o los asuntos que tratamos en el contenido. En nuestro caso, por ejemplo, hablamos de ‘contenido relevante’, ‘auditoría de contenido’, ‘conexión con la audiencia’, ‘visibilidad’…
    Desde el punto de vista del usuario es fundamental poder consultar toda la información relacionada con una cuestión en concreto. Y para esto no hay nada más práctico que ubicar un buscador de categorías donde puedan ver agrupado el contenido que les interesa.

 

  • Etiquetas. La diferencia entre etiqueta y categoría es una delgada y difusa línea que podemos establecer en el tipo de característica del contenido al que hacen referencia. En este caso, para las etiquetas utilizaremos todas aquellas ideas que aludan tanto al formato como a las líneas temáticas del contenido.
    El funcionamiento es el mismo que el de las categorías, haciendo posible también con las etiquetas que el usuario pueda, por ejemplo, consultar todo el contenido de tipo infografía, los post sobre formación, todos los descargables, etc. Esta es quizás una búsqueda de criterio más afinado que el usuario puede ir cruzando con las diferentes categorías.

 

  • Widgets. El widget es una caja de texto que situamos en la propia barra de navegación del blog para destacar un contenido en concreto y que, además, puede ir acompañado de una imagen. Según la ocasión, podremos utilizarlo para fijar un evento y que la convocatoria esté siempre visible al usuario, para destacar un contenido base sobre nuestro producto o servicio o para promocionar un contenido descargable en el que hemos invertido mucho tiempo y esfuerzo y no queremos que pase inadvertido.
    El widget es un recurso muy efectivo para que el usuario se interese por los contenidos a los que queremos dar más difusión en nuestro blog.

 

El concepto de navegabilidad en el blog es clave si queremos que nuestra estrategia de marketing de contenido funcione. El primer paso debe ser facilitar el acceso al contenido en el que invertimos tantos recursos y esfuerzo en crear. Para que la audiencia se interese por el contenido tiene que poder llegar a él; tener una oferta de contenido organizada será la clave para que encuentre la información que necesita.

 

 
¿Quieres saber más sobre cómo crear y gestionar tu marketing de contenido? Descarga nuestro [RoadMap #2] Mapa de gestión de contenido en este enlace.
[RoadMap #2] Mapa de gestión de contenido  

 

Nadia PérezCómo mejorar el acceso al contenido de tu blog

Contenido relacionado