2016-105-correo-electronico-tu-contenido-personalizado-para-cerrar-ventas-header.png

El correo electrónico: tu contenido personalizado para cerrar ventas

El marketing de contenido te permite contactar con personas interesadas en tu propuesta sin interrumpirles. Pues bien, una vez que has atraído a nuevos visitantes a tu sitio web y los has convertido en contactos gracias a la confianza depositada en tus contenidos, es hora de cerrar esa venta siguiendo el mismo patrón con el que comenzamos este paseo por el buen uso del marketing de contenido: dirigiéndote a tu audiencia de una forma personalizada.

En este punto ya conoces un poco más las preferencias de tus contactos. Eso hace que el mensaje que vayas a transmitir a partir de ahora sea mucho más efectivo y esté cada vez más orientado. Los contactos ya han comenzado a construir su confianza alrededor de tus contenidos. Por ello, las direcciones de correo electrónico es tu siguiente canal para comunicarte con aquellos que forman parte de tu audiencia. Para ello, ten en cuenta estos consejos para crear un mensaje personalizado a través de email y conseguir cerrar la venta con éxito:

 

· Marcarse un objetivo. Orienta tus correos para seguir entablando una conversación con aquellos contactos que se encuentran más receptivos a comprar lo que ofreces. Sin embargo, y aunque ese es el objetivo principal, debes considerar que no todos los contactos estén dispuestos, por el momento, a comprar tus productos o servicios. Así que lo mejor es segmentar tus leads y orientar tu mensaje por grupos de preferencias, intereses o fases del customer journey. Ten en cuenta que el mensaje no será el mismo para un contacto que sigue buscando información para resolver su problema que para otro lead que ya conoce la solución. Por ejemplo, la segmentación de tus contactos según los contenidos descargados en tu sitio web te puede ayudar.

 

· Usar un lenguaje claro y personalizado. La persona que reciba tu correo debe sentir que estás hablando con él, de tú a tú, como si te tuviera delante. Para ello, utiliza un lenguaje sencillo y que llame la atención. Hay numerosas plantillas para envíos de correos electrónicos que puedes personalizar con mucho detalle, pero la pregunta que te tienes que hacer antes de ponerte a escribir es: ‘si este mensaje llegara a mi bandeja de entrada, ¿lo abriría?’ Genera interés utilizando verbos que llamen a la acción, introduce botones CTA y facilita que tu contacto comparta la información que le has ofrecido a través de los botones de redes sociales.

 

· Agregar valor a tus correos. El marketing de contenido te ayuda a crear contenidos relevantes y valiosos para tu audiencia. Por esa razón, el contenido de tus correos electrónicos no puede ser de otra manera. No pidas de forma directa. Tienes que crear una buena sintonía con tus leads dándoles valor, ofreciéndoles un conocimiento nuevo.

 

· Insistir, lo necesario. Aunque tus correos van destinados a personas con un cierto interés en tus servicios, puede ocurrir que no abran esos correos por determinadas causas, quizá ajenas a ti. No desesperes. Puedes insistir para conseguir cerrar esa venta. Pero en marketing de contenido insistir no es sinónimo de bombardear con cadenas de mensajes que, seguramente, nunca serán abiertos. No te des por vencido y si a la primera no conseguimos la apertura, podemos conseguir que sí lo abra personalizando, aún más, el mensaje. Recopila todos los datos del contacto y en cada nueva oportunidad de envío, agrega más información de valor. Prueba con consejos para resolver sus dudas o facilita una prueba gratuita de tus servicios si el contacto conoce perfectamente tu producto. Hay muchas maneras de llegar al contacto pero nunca insistas de manera continuada. Una buena práctica habitual del inbound marketing establece el tope en tres mensajes. Si después de esos tres correos no obtienes respuesta, quizá haya que dejarlo pasar.

 

El marketing de contenido debe estar en todas las etapas de contacto con el cliente y con los correos electrónicos comienzas una relación mucho más cercana con él.  Tu objetivo final debe situarte un poco más allá: cuando un cliente está satisfecho, puede ser un gran promotor de tu marca. ¿Lo intentamos?

 

 

¿Quieres saber más sobre marketing de contenido y audiencia digital? Descarga nuestro [Pocket Book #2] Estrategia de contenido: Audiencia en este enlace.
[Pocket Book #2] Estrategia de contenido: Audiencia  

 

Laura RománEl correo electrónico: tu contenido personalizado para cerrar ventas

Únete a la conversación

Contenido relacionado