2016-88-Content-marketing-workflow-y-las-personas-header.png

El content marketing workflow y las personas

Resulta que organizar un proceso de creación y distribución de marketing es clave para la ejecución de la estrategia de contenido.

Un content marketing workflow puede resultar un proceso muy complejo, y de hecho, cuanto más complejo es el contenido más complejo será ese flujo. Pero si se quiere escalar, es decir, sentar las bases de un procedimiento que se pueda replicar y ampliar, es imprescindible definirlo.

 

La pregunta clave: ¿Quién hace qué?

En esencia, un flujo de trabajo debe responder a la siguiente pregunta: ¿Quién hace qué? Mucho antes de pensar en términos de calendarios (que es la respuesta a la pregunta de ¿Cúando?) es fundamental definir las personas que intervienen y las tareas que desarrollan.

Trazar las líneas generales de un flujo de trabajo puede hacer simplemente con un papel y un lápiz, para tener la visión conceptual de las tareas y las personas.

 

Cuatro cuestiones para dibujar un flujo de trabajo.

A continuación una lista de las cuestiones más relevantes para empezar trazar un content marketing workflow:

1.- Definir el arco de temas. ¿Cuál es la categoría de temas? ¿Se pueden proponer ideas? ¿Se pueden proponer formatos? Es fundamental para proveer abanico de posibilidades temáticas, pero siempre orientadas a la línea editorial de la marca que crea el contenido.

2.- Conocer el perfil de la audiencia. ¿Para quién hago el contenido? ¿Quién querría que lea este artículo o vea esta infografía? Es imprescindible tener siempre en mente el destinatario, para enfocarse en sus necesidades e intereses.

3.- Definir la participación de las personas.  ¿Quién redacta? ¿Quién diseña? ¿Quién maqueta? ¿Es personal interno o externo? Es muy importante que cada uno desarrolle su tarea específica teniendo el panorama completo del resultado final.

4.- Distribuir responsabilidades y tareas ¿Quién valida esta tarea? ¿Quién sigue en el proceso, después de cada una de las tareas? ¿Cuál es el criterio de aceptación? Es necesario que cada persona sepa que se espera de ella.

 

Conocer y desarrollar cada actividad en forma eficiente es esencial. Cumplir con los plazos previstos es básico. Pero lo más relevante de la definición de un flujo de trabajo no son las tareas ni los calendarios, son las personas.
 

¿Quieres saber más sobre cómo crear y gestionar tu marketing de contenido? Descarga nuestro [RoadMap #2] Mapa de gestión de contenido en este enlace.
[RoadMap #2] Mapa de gestión de contenido    

Marcelo ArnoneEl content marketing workflow y las personas

Únete a la conversación

Contenido relacionado