2016-17-Infografias-y-marketing-de-contenido-header.png

Infografías y marketing de contenido

Resulta que los formatos de los contenidos evolucionan y se multiplican a una velocidad de vértigo. Afortunadamente, tenemos cada vez más opciones para transmitir nuestros mensajes y cada vez con mayor capacidad de adaptación al punto de contacto con la audiencia.

En el mundo de internet, si algo se transforma con un nuevo aporte de valor, como ha pasado con los contenidos digitales,  esta evolución se incorpora con total naturalidad en el día a día de los usuarios.

Recordemos lo difícil, lento y costoso que podía resultar hace apenas 5 o 6 años ver un vídeo en un dispositivo móvil. Hoy, la disponibilidad y abaratamiento de la banda ancha, las alternativas de creación de vídeos y los smartphones con mayor potencia, nos permiten disfrutar de contenido multimedia como algo natural y cotidiano.

Los contenidos gráficos han tenido una incorporación más rápida aún, ya que son menos exigentes en los recursos que se necesitan para crearlos, distribuirlos y ser consumidos por los usuarios. Las imágenes, fotos, fotogalerías y lookbook son sólo algunos de los recursos de contenido visual que están totalmente incorporados en todas las estrategias de marketing digital como un imprescindible.

Dentro de esta evolución de contenidos, uno de los formatos que sigue creciendo es el de las infografías. Datos, imágenes y gráficas para transmitir un mensaje que va al centro de la cuestión.

 

Las ventajas de las infografías

Las infografías se han convertido en uno de los tipos de contenido que mayor interés despiertan en los responsables de marketing de contenido. Si bien exigen una importante capacidad de síntesis y de creatividad al mismo tiempo, tienen un alto grado de impacto en los usuarios.

La información resumida adecuadamente y presentada de forma atractiva seduce a los usuarios, haciendo que se recuerden y compartan frecuentemente.

Pero además de la buena acogida por parte de la audiencia, los estrategas de marketing de contenido ven grandes facilidades para gestionarlas y distribuirlas por múltiples canales. Una infografía puede tanto incorporarse a un artículo en un blog como transformarse en el propio artículo anticipándole un breve texto de introducción. Las infografías pueden enviarse en una newsletter o distribuirse fácilmente en las redes sociales, pueden ser un contenido que se incorpora a un contenido principal (formando parte de informes, whitepapers, guías, etc.) e inclusive utilizarse para avances de lanzamientos o comunicados de prensa.

 

Creatividad y tecnología  en la creación de contenidos

Las posibilidades de las infografías en el marketing de contenido son enormes y sus capacidades se confirman con la buena recepción que tienen por parte de los usuarios. Este hecho ha impulsado una evolución en dos sentidos de lo que conocíamos hasta hace pocos años como una infografía.

Por un lado y debido a la evolución de la tecnología de tratamiento gráfico, las infografías cobran movimiento. Hemos pasado de infografías como imágenes estáticas a infografías con un mayor grado animación e interactividad. Hoy es cada vez más habitual ver infografías interactivas (presentan información cuando un usuario interactúa con el gráfico), animadas (presentan información en movimiento), video motion o video infographics (objetos y textos en movimiento para construir un relato) donde los límites con el vídeo en sí mismo son difusos.

Por otro lado, la creatividad y la inventiva han llevado a la infografía a explorar nuevas formas de presentar información. Aunque siempre están compuestas por datos, no necesariamente tienen que ser números. Las infografías son ideales para describir procesos, explicar características, relatar acontecimientos y un largo etcétera.

 

Los diferentes tipos de infografías para presentar contenidos

Aunque las alternativas pueden ser tantas como ideas quieran transmitirse, es posible clasificarlas en diversos tipos para comprender qué formato se ajusta mejor al mensaje que se quiere comunicar y a la audiencia a la que se quiere llegar.

  • Gráficos y datos

Es un formato clásico de infografía, especialmente útil cuando se quieren presentar cifras o estadísticas de forma sintetizada. Las claves de su impacto están en la selección de los datos más atractivos y relevantes, unidos a una presentación gráfica de fácil comprensión (como los gráficos tipo tarta o de barras).

  • Diagramas y procesos

Son el tipo de infografía idónea para explicar sucesiones de hechos, un recorrido paso a paso. Son idóneas para presentar cómo se desarrollará o ejecutará un servicio y una de sus claves está en la definición de hitos relevantes y en la simplificación de pasos para llegar al objetivo.

  • Líneas de tiempo

Son un recurso ideal para construir un relato que describa una tendencia o explique una innovación. La selección de hechos significativos asociados a momentos o fechas fácilmente recordables son una de las claves para que tengan un buen efecto de recordación en el usuario. Por ejemplo, puede explicarse una tendencia seleccionando hitos cada cinco años, ya que los números terminados en cero o en cinco se recuerdan más.

  • Comparativas y versus

Esta es una forma de infografía perfecta para presentar alternativas, no necesariamente contrapuestas. Lo relevante es la selección de las características que se comparan para poner de manifiesto directamente las diferencias entre las opciones propuestas.

  • Fotos e ilustraciones

Las fotos e ilustraciones se convierten en infografías cuando se le asocian datos explicativos.  Presentan imágenes reales muy útiles para explicar magnitudes como dimensiones, tamaños u otras características. Estos datos resultan fáciles de recordar -como el sistema solar y la relación de tamaño de los planetas, por ejemplo- cuando se visualizan en una infografía de este tipo. Se encuentran también muchos ejemplos cuando se quiere describir los componentes de un producto.

 

Las infografías ya no son solamente un contenido para explicar conceptos complejos de un forma sencilla o presentar cifras de forma concentrada. Se han transformado en el tipo de contenido perfecto para potenciar el impacto de una idea.

 

Si quieres ver este contenido de forma gráfica, consulta nuestra infografía “6 tipos de infografía para impulsar tu estrategia de contenido” en este enlace.

 

6 tipos de infografias para llegar a tu audiencia

 

 
¿Quieres saber más sobre cómo crear y gestionar tu marketing de contenido? Descarga nuestro [RoadMap #2] Mapa de gestión de contenido en este enlace.
[RoadMap #2] Mapa de gestión de contenido  
Marcelo ArnoneInfografías y marketing de contenido

Contenido relacionado