2015-84-Identidad-verbal-y-marketing-de-contenido-header.png

La identidad verbal y el marketing de contenido

Resulta que muchas empresas aún no han abordado el análisis de su identidad verbal. Ésta es una de las razones por la que sus contenidos a veces resultan difusos o planos y sus estrategias de contenido resultan poco identificables para su audiencia.

La esencia de la identidad verbal es imprimir rasgos propios y fácilmente identificables en los contenidos, principalmente en los textos.

El contenido debe tener el sello propio de su creador, debe tener las palabras y las frases que mejor le representen y se asocien a sus valores. Y para conseguirlo, deben desarrollar su identidad verbal en el contenido.

 

La necesidad de la identidad verbal

Mientras el concepto de identidad gráfica (logotipo, gama de colores, estructura visual…) está ampliamente difundido e implantado, la identidad verbal aún es la gran desconocida para muchas empresas.

Pero la necesidad, o quizás la exigencia, de contenido por parte de los usuarios está obligando a la empresas a reflexionar rápidamente sobre su identidad verbal. Las empresas deben crear contenido valioso y relevante para una audiencia a la que quieren atraer o retener, para participar en la conversación digital. Y ese contenido debe comunicar la personalidad y los valores de la empresa a través de un lenguaje distintivo, que haga reconocible y único el contenido ante la audiencia.

De hecho, a la hora de definir la estrategia de marketing de contenido, uno de los primeros pasos es el análisis de la identidad. Plasmar la faceta verbal de la identidad en el contenido es vital para transmitir una propuesta de valor de forma consistente.

 

Características de la identidad verbal

La identidad verbal puede definirse como el conjunto de características expresivas que se asocian a un individuo, marca o empresa. Haciendo un paralelismo con una conversación cara a cara, la identidad verbal es la forma de expresarse de cada uno: la pronunciación, el tono de voz y de la conversación, el tipo de oraciones que construimos, las palabras que utilizamos…

Cada uno de estos rasgos son los que deben definirse para construir la identidad verbal para, a su vez, reflejarlos en el contenido. Esencialmente, se pueden agrupar en tres características: 

  • Tono de voz. Es la base sobre la que se van a sentar el resto de componentes de la identidad verbal, es el reflejo lingüístico de la personalidad. ¿Queremos ser un referente serio o más jovial? ¿Quizás erigirnos como una fuente más didáctica? ¿O pretendemos acercarnos a nuestra audiencia casi de una forma más personal? El tono de voz debe mostrar los valores, los sentimientos y las actitudes a través de la palabra escrita.
  • Gramática y estructura. Es el tipo de estructura técnica y narrativa que mejor representa los valores en un texto o documento. Esto significa definir tanto la extensión en número de palabras o número de párrafos, como la forma de ordenar un relato o el tipo de oraciones que se utilizarán.
  • Lenguaje y palabras clave. Es el conjunto de términos que se consideran relevantes para la comunicación de nuestros valores. Esto no tiene relación alguna con los motores de búsqueda, son las palabras con las que queremos que se asocie nuestra imagen y que, en consecuencia, aparecerán en el contenido.

 

Una vez que se ha hecho el análisis de los factores que componen la identidad verbal, es primordial crear un documento, como por ejemplo una guía de estilo, que resultará de gran utilidad para los redactores de contenido. Se trata de una guía sobre cómo expresar los sentimientos y los valores en los textos, utilizando las mejores palabras y las estructuras idiomáticas más adecuadas para que el contenido sea fiel a la personalidad de la empresa.

 

Una identidad verbal distintiva, con unas características definidas y reconocibles por la audiencia, es decisiva para ir un paso más allá en el contacto con nuestro público objetivo. Esto permite que la audiencia se identifique fácilmente con los valores reflejados en los contenidos y se incremente la capacidad de creación de un vínculo más estrecho con ella.

 
¿Quieres saber más sobre marketing de contenido e identidad verbal? Descarga nuestro [Pocket Book #1] Estrategia de contenido: Identidad en este enlace.
[Pocket Book #1] Estrategia de contenido: Identidad  
Marcelo ArnoneLa identidad verbal y el marketing de contenido

Contenido relacionado