2015-83-Los-10-conceptos-basicos-de-marketing-de-contenido-header.png

Los 10 conceptos básicos de marketing de contenido

Resulta que durante todo este año el marketing de contenido ha crecido muchísimo en popularidad y algo menos en su aplicación efectiva. Muchas empresas han puesto en marcha su estrategia de contenido y han conseguido resultados aceptables. Mientras tanto, muchas otras aún no han dado un paso firme y la apuesta por el contenido sigue estando más orientada al posicionamiento en buscadores que al desarrollo de la relación con la audiencia a largo plazo.

De ahí que, como ya te contábamos en el post anterior, las tendencias para 2016 estén centradas, en su mayor parte, en la personalización del contenido.

Quizás, una de las razones de esta adopción dispar del marketing de contenido tenga su origen en la vorágine de nuevos conceptos, palabras en inglés y definiciones poco precisas. En definitiva, primero debe comprenderse claramente un concepto, después analizar sus posibles beneficios y, finalmente, aplicarlo con efectividad.

Ahora que se acerca el final del año, es el momento de revisar todo nuestro background de marketing de contenido y clarificar ideas. Para ello, hemos seleccionado 10 conceptos básicos para estar en forma en esto del marketing de contenido.

 

    1. Marketing de contenido. El marketing de contenido es un enfoque estratégico de marketing que consiste en la creación y distribución de contenido relevante y valioso, con el fin de atraer y retener a una audiencia. El contenido, en sus distintas formas, es la pieza clave de la estrategia de marketing. A través del contenido se detecta el interés de una audiencia y se crea un vínculo de valor con el público objetivo.
    2. Auditoría de contenido. Es el proceso por el que se revisan y analizan las existencias de contenido creado, ya sea publicado, pendiente de publicar o rechazado para su publicación. A partir de una auditoría se realiza un análisis tanto cuantitativo como cualitativo, que ayuda a identificar qué contenido está obsoleto, cuál puede mejorarse o cuál debe impulsarse en futuras acciones.
    3. Curación de contenido. El proceso de curación consiste en la búsqueda, filtrado y valoración de contenido de otras fuentes, principalmente en internet y redes sociales. No supone la distribución o recomendación de contenido ajeno, sino el análisis de lo publicado por terceros, tanto para ver el estado de lo publicado sobre determinados temas, como para la búsqueda de ideas que sirvan como fuente de inspiración de nuevos contenidos.
    4. Content benchmarking. El benchmarking aplicado al contenido se define como el análisis específico del contenido publicado por la competencia. Esto permite explorar oportunidades para la publicación de temáticas o la creación de formatos no cubiertos por otras empresas competidoras.
    5. Creación de contenido. La creación del contenido se refiere al momento creativo propiamente dicho para elaborar un contenido. Comprende desde la propuesta de una idea hasta su planteamiento general. Crear un contenido es, por ejemplo, pensar un tema, imaginarse un titular, bosquejar su formato… La creación de un contenido es la concepción y planteamiento de la producción necesaria para hacerlo realidad.
    6. Producción de contenido. El término producción de contenido se refiere a las tareas necesarias para materializar una idea. La producción de un contenido requiere tareas como, por ejemplo, redacción, corrección, diseño, programación, maquetación, etc.
    7. Gestión de contenido. El proceso de gestión es el que contempla todas las tareas necesarias para añadir elementos a un contenido original, habitualmente para su publicación o distribución en medios digitales. Básicamente son las tareas necesarias para preparar el contenido al canal donde se va a distribuir, como la categorización o la jerarquización en el caso de un blog, la adición de imágenes o palabras clave en el caso de un portal, o un hashtag en el caso de redes sociales.
    8. Publicación de contenido. La fase de publicación de un contenido básicamente consiste en subir el contenido a la plataforma de alojamiento y publicación, completando los requerimientos concretos de cada una. Según el tipo y formato del contenido, serán necesarias distintas tareas previas de gestión, para asegurar que el contenido se ajusta a los parámetros de cada plataforma o canal de publicación.
    9. Distribución de contenido. Distribuir contenido es hacer que llegue a la audiencia para la cual fue creado utilizando diversos canales. En el entorno digital disponemos de tres tipos de canales para distribuir el contenido: los canales propios (web, blog e email), sociales (redes sociales) y de pago (medios y buscadores). Habitualmente se habla de publicación cuando se hace a través de canales propios (owned media), de distribución cuando se hace a través de redes sociales (earned media) o de promoción cuando se utilizan canales de pago (paid media).
    10. Amplificación de contenido. Amplificar un contenido consiste en potenciar su difusión utilizando canales de pago. Mediante el uso de tecnología de content discovery, el contenido puede ser indexado en bases de datos vinculadas a grandes medios online. Esta tecnología analiza el comportamiento de sus lectores y les sugiere contenidos relacionados.
 
¿Cómo se define el marketing de contenido? ¿Qué conceptos hay detrás de su definición? Descarga es guía rápida: definiciones de marketing de contenido
[Quick Guide #2] Guía rápida: definiciones de marketing de contenido  
Marcelo ArnoneLos 10 conceptos básicos de marketing de contenido

Contenido relacionado