2016-123-Los-3-retos-storytelling-digital-header.png

Los 3 retos del storytelling digital

Resulta que la forma de contar una historia a una audiencia digital implica asumir nuevos retos. Uno de ellos, y quizás el más importante, es definir cuál debe ser la dosis exacta entre tradición oral e innovación digital.

La forma de contar historias se nutre de la transmisión oral, tan antigua como la humanidad. Pero el relato debe desarrollarse para ser contado con elementos gráficos, auditivos y visuales, que consigan llamar la atención de los usuarios híper conectados de la era de internet.

Conectar emocionalmente con el usuario es el objetivo que se quiere conseguir al contar una historia. Hacerlo utilizando el código digital y con elementos audiovisuales es el objetivo del storytelling digital.

 

La inmediatez del consumo de historia

Los usuarios adoran las historias, pero están bombardeados por miles de estímulos permanentemente, lo que hace que captar su atención sea hartamente difícil. Los primeros 5 segundos son determinantes para despertar el interés, y si no se consigue en esa mínima ventana de tiempo, ya no se consigue. Además, los usuarios esperan brevedad, concisión. Un vídeo de 60 segundos es un vídeo de larga duración para muchas personas, por lo que el storytelling digital debe tener una capacidad de síntesis excepcional.

Los usuarios no solo quieren historias, quieren que sean directas y breves. De lo contrario, abandonarán, y probablemente no haya segunda oportunidad…

 

La capacidad de sorprender y ser recordado

Hasta la llegada de internet, el cine ha sido el gran generador de historias audiovisuales. La experiencia de consumir películas ha generado un conocimiento de ciertos recursos que se utilizan de forma recurrente en el cine y que, con el tiempo,  ya no causan sorpresa en la audiencia.

Una música inquietante nos anticipa una situación crítica, una escena oscura nos previene de un posible conflicto, la vista de una amanecer nos relata el comienzo de algo nuevo, etc. Son recursos universales.

El storytelling digital debe sorprender, es imprescindible no lo solo aplicar recursos tecnológicos, sino que hay que llevarlos al límite y ponerlos al servicio del relato.

Los usuarios no solo quieren historias, quieren historias que les sorprendan. De lo contrario, no será posible distinguirse y la historia será una más entre tantas…

 

La interacción en el storytelling

La tecnología permite hacer del storytelling digital una forma de contar historias con recursos realmente novedosos, no solo por su efectos audiovisuales, sino también por la posibilidad de interacción y personalización.

El abanico de posibilidades para interactuar con el usuario es cada vez más amplio, desde una historia contada como un juego de preguntas y respuestas hasta la interacción sobre vídeos secuenciales, pasando por las propuestas de recorridos virtuales.  Estas formas de interacción crean momentos únicos, puntos de partida para vincularse con los usuarios.

El panorama de la personalización también se ha ampliado y es especialmente útil para conseguir que los usuarios den un paso más en su vinculación. A partir de patrones de comportamiento digital es posible personalizar contenidos para los usuarios en tiempo real.

Las marcas han aprendido de la industria del vídeojuego y están dando sus primeros pasos en la personalización de historias. A partir de fotografías, perfiles sociales u otra información suministrada por los usuarios, les permiten crear un personaje virtual que participa en actividades que van desde probar un producto en un contexto que el participante elige, hasta elegir un recorrido virtual en un escenario  personalizado para recrear una experiencia 3D.

Los usuarios no solo quieren historias, quieren historias que les permitan ser protagonistas.

 

Los retos del storytelling digital son diversos, pero todos ellos parten de la necesidad de adaptarse al comportamiento de los usuarios. No se trata de retos tecnológicos, la tecnología está disponible para crear prácticamente cualquier historia. El desafío es adaptarse a usuarios que dedican poco tiempo a la atención, que son maduros digitalmente y que buscan experiencias únicas.

 

 

 

¿Quieres saber más sobre cómo crear y gestionar tu marketing de contenido? Descarga nuestro [RoadMap #2] Mapa de gestión de contenido en este enlace.
[RoadMap #2] Mapa de gestión de contenido  

Marcelo ArnoneLos 3 retos del storytelling digital

Contenido relacionado