2017-44-Marketing-de-contenido-y-canales-moviles-header1.png

Marketing de contenido y canales móviles

Resulta que, desde hace varios años, los datos demuestran que más del 75% del tiempo que pasamos conectados a internet lo hacemos creando y consumiendo contenido de distintas formas. Compartimos y creamos entradas en las redes sociales, leemos y redactamos artículos en blogs, enviamos y recibimos mensajes y correos electrónicos, visionamos contenidos multimedia e, incluso, hacemos valoraciones en sitios web de comercio electrónico. Este comportamiento, entre otras razones, ha sido el gran movilizador para que las marcas empiecen a definir sus estrategias de marketing de contenido.

Y ahora que las marcas comenzaban a asumir el reto de considerar el contenido como parte de la conversación digital (más que como una táctica de posicionamiento en buscadores), el fenómeno de la movilidad de los usuarios les plantea nuevos retos.

 

Los canales propios y contenido en movilidad

Los datos empiezan a demostrar que más del 50% del tiempo que pasamos conectados a internet lo hacemos desde dispositivos móviles. Esto significa que tanto el contenido que generan las marcas como los canales propios que utilizan deben estar perfectamente adaptados a la forma de consumir contenido de los usuarios.

1. El sitio web mobile.

La premisa obligada de una estrategia de marketing de contenido mobile, es que el sitio web y el blog deben ser mobile friendly. Una web mobile asegura una experiencia de usuario consistente en la que el contenido juega un rol clave como parte de la experiencia global que se quiere ofrecer al potencial cliente.

Las funcionalidades asociadas al contenido, como la forma de navegarlo, buscarlo o recomendarlo, deben ser revisadas para que el contenido siga cumpliendo el objetivo de generar engagement con los usuarios. Las categorías para la navegación, los resultados de búsqueda y los contenidos relacionados al contenido que el usuario consume son claves en la funcionalidad de un blog mobile.

Además, es imprescindible que la experiencia funcional del sitio web mobile sea consistente para que las propuestas basadas en contenido, como suscripciones, registros, consultas o call to actions ofrezcan la mismas experiencia que en desktop.

 

2. Las newsletters y los dispositivos móviles.

Los envíos de newsletters suponen un desafío para las marcas por sí mismos, ya que deben adaptarse a múltiples servidores de correo para entregar una experiencia uniforme a todos los usuarios. Pero más allá de la cuestión de la adaptabilidad a los distintos dispositivos, para una buena experiencia mobile, el contenido de una newsletter debe  priorizar el enfoque visual y ofrecer un avance con la dosis exacta de capacidad de síntesis y atracción para conseguir que los usuarios quieran leer más estén donde estén.

 

3. Las apps de contenido

Las aplicaciones para móviles basadas en contenido son la máxima expresión del marketing de contenido mobile. Si bien los casos de uso de aplicaciones móviles han sido hasta ahora más transaccionales, marcas como American Express o LinkedIn, por ejemplo, han demostrado que las apps de contenido permiten un elevado grado de vinculación con los usuarios.

Para que una app de contenido ofrezca una experiencia única debe construirse considerando estas tres características del contenido: frecuencia elevada de entrega, amplitud de temas y capacidad de personalización.

Si los contenidos se generan de esta forma, la app debe contener funcionalidades que maximicen el consumo del contenido y, en consecuencia, el engagement. Por ejemplo, la capacidad de consumir el contenido off line, la posibilidad de crear favoritos o la existencia de áreas personales.

 

Marcelo ArnoneMarketing de contenido y canales móviles

Contenido relacionado