2016-33-Que-es-la-matriz-de-contenido-header.png

¿Qué es la matriz de contenido?

Cuando hablamos de marketing de contenido, hablamos de conexión con la audiencia. Establecer un vínculo con ella es el objetivo principal de una estrategia de contenido, por lo que la meta del contenido ha de estar alineada con este propósito general.

Para conseguir conectar con la audiencia a través del contenido podemos hacer uso de diferentes tipos y formatos de contenido. Verdaderamente Hay una inmensa variedad de contenidos que deben adecuarse a la necesidad de la audiencia en cada momento de contacto y, por desgracia, sólo se utilizan de forma lineal los dos o tres más conocidos.

Un contenido adecuado y eficaz debe respetar que, a medida que la relación entre una empresa y su audiencia evoluciona, debe ir cambiando para responder a una necesidad distinta.

La relación entre la evolución de la fase en la que se encuentra el usuario y el contenido se puede representar mediante una matriz de contenido.

 

Matriz de contenido y customer journey

El ‘content matrix’ o matriz de contenido ilustra la progresión que tiene el contenido según la relación que mantiene con la empresa. Y esta progresión está directamente relacionada al interés mostrado por el usuario en cada momento.

Cada punto de contacto de la audiencia implica ir alcanzando un contenido con una profundidad determinada. Más allá de la línea temática y lo innovador de las ideas que transmite el contenido, en una matriz de contenido se refleja la relación entre el grado de profundidad del contenido y con su forma de presentación.

Así, para las fases iniciales de toma de contacto se puede trabajar con presentaciones de producto breves o artículos relacionados con las prestaciones del producto, por ejemplo. Para quienes ya hayan avanzado en la relación con la empresa y hayan identificado su necesidad, lo más indicado son las guías de uso, infografías comparativas, algún vídeo inspiracional relacionado… Y para esos prospectos que están a punto de tomar una decisión, una oferta personalizada será la clave para que se decante por una propuesta de valor determinada: un análisis de datos técnicos, el estudio de beneficios que podría tener el servicio en su día a día, etc.

Establecer una matriz de contenido obliga a pensar en cuáles son los diferentes estados por los que pasa una audiencia, qué objetivos de conversión se quiere conseguir y qué contenido será el más adecuado para cada uno de estos puntos de contacto.

De esta forma, la estrategia de marketing de contenido guardará la estructura y el orden definidos, conociendo en cada caso qué contenido será el más adecuado para alcanzar los objetivos marcados para cada punto de contacto con la audiencia.

 
¿Quieres saber más sobre incrementar tus oportunidades de negocio a través del marketing de contenido? Descarga nuestro [Documento #5 Opportunities] en este enlace.
 
Nadia Pérez¿Qué es la matriz de contenido?

Únete a la conversación

Contenido relacionado